Soledad

«La piel de no rozarla con otra piel se va agrietando… Los labios, de no rozarlos con otros labios se van secando… Los ojos, de no mirarse con otros ojos se van cerrando… El cuerpo, de no sentir otro cuerpo cerca se va olvidando… El ama, de no entregarse con[…]